Main menu

De materialización, burros y zanahorias

Un buen día, se levantó de la cama harto de intentar y seguir fracasando de forma constante en su vida. Se sentía desenfocado y padecía de tal desajuste espacio-temporal que hasta se veía borroso en el espejo. Estaba un poco cansado de su situación pero tampoco tenía muy claro en qué dirección tirar, así que como había oído algo sobre proyección y materialización, decidió ponerlo en práctica a modo de experimento. Al fin y al cabo prometía ser divertido y si no funcionaba, ¿qué podía perder?

Se armó de lápiz y papel y se sentó junto a su taza de café a conseguir lo primero que pasase por su cabeza pero que además le produjese algún tipo de emoción adicional. Pensando y pensando y entre sorbo y sorbo, lo primero que se le apareció en la mente fue un burro. Efectivamente, ese leal y trabajador cuadrúpedo, de carácter difícil pero de gran fidelidad. No tenía ni puñetera de idea de qué haría con él, salvo que en el prado que tenía detrás de su casa, podía dejarlo pastando o quizá utilizarlo para dar algún que otro paseo, siempre que el burro quisiese claro, ya que sabemos que otra de sus virtudes es su gran testarudez. Eso le produjo una extraña alegría y comenzó a reírse imaginando la escena. Todavía con una sonrisa en la boca, cogió el papel dónde había escrito su petición y la pegó en la nevera con un imán, de tal forma que tendría que leerla cada día.

Así fueron pasando los meses, hasta que un buen día, caminando por el bosque, escuchó un rebuzno desesperado de lo que le pareció un animal cuadrúpedo que pedía ayuda desesperadamente y no de un "burro" bípedo de los que dan ganas de huir sin mirar atrás dejando sólo polvareda a nuestro paso. El caso es que se internó un poco entre unos matorrales y allí se topó al pobre animal atado de mala manera a un poste, con sangre en una de sus patas por las ligaduras y delgado por los padecimientos de haber pasado varios días en esa situación. Apiadándose del animal, se acercó y le dio un poco de agua de su cantimplora que bebió apresuradamente con una extraña confianza. Le miró a los ojos y comenzó a acariciarle la cabeza y el lomo. El animal se dejó hacer y mientras se tranquilizaba, le soltó la pata dañada y lo cogió delicadamente por una cuerda que llevaba al cuello que desató también. Miró al animal fijamente y supo que había encontrado su primera petición al Universo. El burro se había materializado ante sus ojos, sólo tuvo que seguir la señal y allí estaba esperándole.

Comenzó a caminar lentamente para ver si el animal le seguía mientras le iba dando briznas de hierba y le sorprendió su confianza al seguirle. Poco tiempo después estaban en su casa y le llevó al campo posterior de la misma. Allí le dejó un gran cubo lleno de agua y dejó que comiese de la tierna hierba que cubría el campo generosamente. Mientras bebía le limpió la pata herida con agua y después se sentó a admirar al animal y sonreír pensando en el regalo que se había materializado ante sí. Después se le ocurrió la idea de arrancar unas zanahorias y dejárselas como postre. Algo que iluminó la mirada cansada del burro y le produjo una alegría tan perceptible que se puso a dar saltos de alegría aunque cojeando.

Al volver a casa por la noche y al acercarse a la nevera, releyó el papel que tan sólo dos meses antes había dejado allí y no pudo menos que sonreír y alegrarse a carcajada limpia. Ser terco como un burro y perseguir una zanahoria imaginaria con ilusión, acaba por provocar una materialización de aquello deseado. Le resultó divertido asociar la testarudez característica del burro y la suya propia, así que sin más, se sentó a escribir su próximo objetivo.

Sirva este pequeño relato como un ejemplo de materialización de cómo podemos entrenar a nuestra mente en conseguir aquello que necesitemos. Porque el Universo funciona así, nunca te da aquello que quieres exactamente, pero te dará aquello que necesitas, siempre y cuando estés atento a las señales que te llevan a ello. Lo único que falta en la guinda del pastel es que como dioses creadores que somos, echarle una mano en como plasmar en esta realidad aquello que necesitamos, aquellos sueños y aspiraciones que sean auténticos, reales y que nos llenen de ilusión.

Coja un papel y un lápiz, y escriba lo que desee, léalo todos los días antes de dormir y sienta que ya es suyo y agradézcalo. Todo consiste en experimentar, analizar y dejarse llevar para sorprenderse como un niño. La vida es demasiado corta para ser serio y muchas veces basta con jugar y dejar maravillarse ante ella para que las cosas sencillamente, sucedan.

L.A.P.

{loadmodule mod_custom,Invitame a un café}

Add a comment

Despertar, champiñones y mierda. Metáforas y analogías

Imaginemos una bandeja con un fondo de unos 10 cm de hondo. Ahora pongamos una fina capa de tierra en su interior y el resto lo rellenamos con una buena capa de mierda. Si, han entendido bien, mierda. De esa pegajosa, espesa y que huele tan mal que por mucho que te laves, tienes la desagradable sensación de que su olor te acompañará ad eternum.

A medida que pasan las horas, la caja desprende todo tipo de gases y malos olores, atrayendo inevitablemente a todo tipo de insectos voladores liderados por las moscas, esas que revolotean a tu alrededor haciéndote la vida más difícil por mucho que agites tus manos por encima de tu cabeza como un poseso para intentar espantarlas.

Las moscas están súper contentas, disfrutan en la mierda, vuelan otra vez, se posan en tu cabeza, en tu ropa y en tu nariz a poco que te despistes. Son felices en la mierda, la buscan, la necesitan para vivir y se regocijan esparciéndola a su alrededor porque saben que cuanta más mierda haya, más lugares tendrán para reproducirse y vivir. Así son las moscas, un tanto limitadas pero muy claras en sus malolientes objetivos.

Todo esto tiene una pega, a medida que pasa el tiempo es muy posible que la mierda o bien se humedezca, o bien se reseque. En ambos casos es probable que aparezcan hongos y con más tiempo champiñones. Como sabemos los hongos son la base de los ecosistemas y sobre ellos crece todo tipo de vida.

Los primeros champiñones nacen endebles preguntándose dónde coño están y sobre todo por qué huele todo tan mal y están más sólos que la una. A medida que van creciendo y por tanto alejándose de la mierda, su perspectiva cambia. Ven que existen otras cosas, el aire está más limpio y notan un calorcillo en el cuerpo que no viene sólo de los efluvios dónde están sus raíces, sino de los rayos del sol que los iluminan.

A su vez, miran hacia abajo y ven a otros congéneres hacer el mismo recorrido que ellos habían hecho anteriormente y hasta comienzan a alegrarse por no estar solos en el proceso de la vida. Cuanto más tiempo pasa, más champiñones aparecen y claro, en tan poco espacio y mientras crecen, van chocando sus cabezas los unos con los otros, produciendo un curioso efecto resonante que les hace ir más rápidos en su crecimiento. Además los más pequeños cuando levantan la vista, ven que hay otros champiñones mucho más grandes que parecen indicarles el camino a seguir y les sirven de motivación para avanzar en su propio camino.

Mientras todo eso ocurre, la mierda va desapareciendo ya que los champiñones la van transformando en otros materiales más nobles y útiles. Claro, esto molesta a las moscas porque su alimento desaparece y posarse en los champiñones no les sirve de nada, por no mencionar que los efluvios malolientes de la bandeja se han mitigado bastante y ya no encuentran alimento, ni el ecosistema que necesitan para subsistir, así que pasado un tiempo buscan otra bandeja sobre la que alimentarse, enguarrarse y seguir sus sucias tareas reproductivas. No son malas, ni buenas, sencillamente no dan para más las pobrecillas.

Esta breve analogía me sirve para representar de forma un tanto escatológica pero bastante representativa y con cierto humor, el llamado despertar humano. La Tierra es la bandeja, la mierda es lo que nos ha dejado aquí el "equipo oscuro" (no entraré en quién ni por qué, el caso es que han dejado mierda a punta pala) y los champiñones somos nosotros preguntándonos qué hacemos aquí y cual es el sentido de nuestra existencia, mientras que sin ser conscientes de ello, vamos transmutando la mierda en vida y quitando de esta manera el sustento de estos amigos de lo ajeno, que poco a poco se van sintiendo incómodos e intentan por todos los medios ralentizar el proceso pero a sabiendas que no lo podrán parar.

El árbol celta de la vida, entre muchas interpretaciones, contiene este mensaje también: un árbol que hunde sus raíces en la más absoluta oscuridad de la tierra y la mierda que finalmente, crece hasta extender sus ramas al cielo, la luz y el aire, en un grito emergente de vida y reconocimiento de su sentido y propósito vital.

Y así es el despertar humano, humilde y sucio en su nacimiento pero glorioso en su desarrollo. Si le sirve de consuelo recuerde que no está solo, así que no se conforme con apegarse a la mierda y aspire a convertirse en el árbol que ya está latente en su interior esperando germinar.

L.A.P.

{loadmodule mod_custom,Invitame a un café}

Add a comment

Mucho hablar y poco plasmar

En física y química, se denomina plasma (del latín plasma, y del griego πλάσμα, formación) al cuarto estado de agregación de la materia, un estado fluido similar al estado gaseoso pero en el que determinada proporción de sus partículas están cargadas eléctricamente y no poseen equilibrio electromagnético, por eso son buenos conductores eléctricos y sus partículas responden fuertemente a las interacciones electromagnéticas de largo alcance. El plasma:

  • Está formado por igual número de cargas positivas y negativas, lo que anula la carga total del sistema.
  • No tiene una forma o volumen definido, a no ser que esté encerrado en un contenedor.
  • Es el estado de agregación más abundante de la naturaleza, y la mayor parte de la materia en el Universo visible se encuentra en estado de plasma, la mayoría del cual es el enrarecido plasma intergaláctico (particularmente el centro de intracúmulos) y en las estrellas.

Por otra parte el verbo plasmar (del latín plasmare) se define como: Dar forma concreta o sensible a un proyecto, una idea o un sentimiento.

Como podemos observar, el proceso que está ocurriendo ante nuestros ojos es que tomamos un elemento llamado plasma que es el estado de la materia en el que se encuentra la mayor parte del Universo y hacemos que tome forma encerrándolo momentáneamente en un contenedor. Este acto también lo podemos definir como creación, ya que pasamos de algo indefinido o plasmático a algo tangible y concreto.

Yendo más allá y tomando la conocida tríada arquetípica de: pensamiento, palabra y obra, tenemos una relación que si bien es incompleta, nos sirve para enlazar varias piezas fundamentales en el proceso de creación de cualquier elemento a partir de esos tres componentes alquímicos que toman como base dicha sustancia plasmática dónde mediante la intervención de un ente creador, se materializa en esta u otras realidades.

Tenemos por tanto varios elementos en este proceso alquímico aplicable a todo ámbito (recuerden al Kybalión cuando se afirma que: como es arriba es abajo, como es abajo es arriba):

  1. Base: Plasma
  2. Variables: Pensamiento, palabra y acto
  3. Energía: Positiva, negativa o neutra
  4. Contenedor: Sujeto, Ente o Ser creador
  5. Resultado: Plasmación

Si nos detenemos en el segundo punto, podemos darnos cuenta de con qué facilidad -y con mayor frecuencia de la deseada- fracasamos o acabamos participando en un proceso determinado de creación que no hemos sabido controlar de forma correcta. Para intentar explicarlo al menos parcialmente, podemos desglosar de forma secuencial esas variables de la siguiente manera:

  1. Pensamiento: ¿Cuantas veces pensamos algo y se queda en nuestra cabeza rumiando y rumiando cuál vaca pastando hierba libremente en el campo, pasando de estómago a estómago sin salir de ese bucle efecto lavadora y sin llegar jamás a ninguna conclusión? ¿Cuántas veces hemos oído la expresión "sólo tienes pájaros en la cabeza" refiriéndonos sólo a los que se quedan anclados en este punto?
  2. Palabra: ¿En cuantas ocasiones no nos hemos quedado más que en una bonita declaración de intenciones y que finalmente se quedó en palabras vacías de contenido? Solemos hablar mucho y con demasiada frecuencia es el siguiente punto dónde nos quedamos atascados. Las conversaciones "de bar" dónde todo el mundo tiene la solución a los problemas del vecino, del país y del mundo son todo un clásico. Lo irónico es que quién más suele hablar para "arreglar el mundo" no tiene ni idea de como arreglar su propia casa pero se atreve a pontificar sobre cualquier cosa que le rodee antes que enfrentarse a sí mismo con cierta responsabilidad.
  3. Obra: A este punto ya llegan muchos menos de los individuos anteriores y también suelen producir efectos no deseables si están mal ponderados o mal calculados a la hora de llevar a la práctica. Una buena idea mal explicada y peor ejecutada puede ser más nefasta a veces que no hacer absolutamente nada. El refrán de "para hacer esto mejor no hagas nada" toma forma (nunca mejor dicho) y se planta cual espejo delante del creador mostrándole los efectos y defectos de su obra.

Por otro lado tenemos también la energía que añadimos y que determina el balance final del proceso alquímico. Por utilizar un ejemplo concreto podemos tener una gran idea pero haberla bañado de los peores sentimientos de polaridad negativa y producir sobre la realidad un efecto nefasto, primero para los demás pero finalmente para uno mismo. Un diseñador de armas, puede pensar, hablar y actuar para finalmente plasmar un arma de destrucción más mortífera que la anterior. De la misma manera, un benefactor puede tener una idea, comunicarla, actuar y plasmarla para beneficio de toda su comunidad. No cambia nada en el proceso de creación, pero la energía o intención final puesta en el proceso marca el resultado final del mismo.

De forma consciente o inconsciente, debemos recordar que somos creadores de realidades no circunscritas tan sólo a aspectos metafísicos o intangibles que tantas veces suele comentar la New Age, sino a lo que ocurre directa y diariamente a nuestro alrededor. Andar por la vida y no ser conscientes de ese tremendo poder para con nosotros mismos y con los demás, nos convierte o en los mayores benefactores que jamás hayamos conocido o bien en las peores armas de destrucción masiva con los que nos podemos topar.

Asimismo recuerde que todo este acto se modula a su vez mediante otros procesos paralelos que se cruzan en las diferentes fases de la creación como la Atracción, la Intención, la Benevolencia y que bien ponderadas producen el Equilibrio tan difícil de conseguir en todo acto creativo.

Por último conviene tener presente que no hay acto creador que no genere unas consecuencias y esta premisa tan sencilla de recordar es con frecuencia la más difícil de valorar en toda su profundidad.

Nada de lo que he intentado compartir es sencillo de llevar a la práctica y al mismo tiempo sí lo es pues así parece que funciona este Universo lleno de divertidas paradojas. Pero lo más importante no es esto, lo más relevante y que es el quid de la cuestión que le traslado es lo siguiente:

¿Qué quiere usted plasmar?

L.A.P.

Links de interés:

https://es.wikipedia.org/wiki/Plasma_(estado_de_la_materia)
http://incar.blogia.com/2011/032901-estado-de-la-materia.-el-plasma.php

{loadmodule mod_custom,Invitame a un café}

Add a comment

Pleitesía

Los así llamados "buscadores de la verdad" suelen sentir en un determinado período de su exploración vital la necesidad de encontrar información y sobre todo referentes dónde fundamentar el siguiente paso a realizar en su recién comenzado camino de auto-descubrimiento. En muchos casos esa búsqueda que emprende el sujeto es externa y sirve, sin que el individuo sea muy consciente de ello, de estimulación a la búsqueda interna, otorgándole herramientas y conocimientos que de otra manera le serían mucho más difíciles de adquirir.

Además, la era de Internet ha servido entre otros muchos factores, para permitir el flujo de bits de información, que no son otra cosa más que energía fluyendo y de esta manera hacerla asequible a todo aquel que esté destinado a encontrarla. La energía tiene autoconciencia y por tanto, buscará a sus iguales, rastreando constantemente a un portador capaz de albergar esa vibración energética -o como usted le quiera llamar- para poder seguir el proceso en marcha de expansión y crecimiento del cual usted es sólo una parte. El Universo no se detiene en su afán de apertura y experimentación y no cesará jamás de buscar caminos para abrirse paso dentro de la oscuridad que bien usted de forma inconsciente, bien terceros, hayan esparcido a su alrededor cual malla metálica oscura y densa.

Sin embargo, existe un peligro que considero relevante en dicho proceso, caer en la adoración y la pleitesía, eliminando la propia fuente de información interior sacrificando esa fuente sagrada en un conocimiento externo que otros le traerán para que sea saciado su apetito, vendiéndoles de esta manera una verdad ajena a usted mismo sin que sea consciente de ello. Se trata en el fondo de una cesión de poder personal, sea éste consciente o todavía inconsciente y que se traslada a la persona a la que rinde adoración y que ha anulado su pensamiento crítico.

Existen miles de gurús, iluminados y maestrillos de tres al cuarto, cada uno con su librillo, esperando que incautos de buen corazón acaben en sus garras. Los hemos visto cientos de veces, unos de forma muy clara y otros actuando de forma mucho mas sibilina dónde la miel que endulza su boca, acaba conviertiéndose en cera que tapona sus oídos impidiéndole discernir lo que realmente está ocurriendo ante sus ojos.

En contrapartida, también encontrarán a miles de maestros en el planeta enseñando en silencio, primero a si mismos y después a los demás, probablemente no acepten seguidores y los rechacen como a la peste, es posible que se oculten de las miradas públicas y por ende huirán de todo reconocimiento, adoración o pleitesía ya que un buen maestro no busca discípulos sino ayudar a despertar a otros maestros similares a el mismo. Suelen reconocerse entre la multitud por sus delicadas acciones, sus sutiles formas de actuar, la entrega incondicional que suelen mostrar y la humildad, humor y sencillez que rigen todas sus acciones. No suelen llevar túnica ni laureles en sus cabellos y es más que probable que se haya topado con muchos de ellos sin siquiera ser consciente de su presencia.

En conclusión, recuerde no ceder su atención ni su poder interno, latente o patente, para no rendir jamás ningún tipo de pleitesía a nadie que no sea usted mismo. Como se suele afirmar. usted es su propio maestro si bien en el fondo de su Ser ya lo sabe aunque se lo hayan hecho olvidar.

Recuérdese a usted mismo y aprenda a brillar con su propia luz. Usted lo necesita y por ende la humanidad también.

L.A.P.

{loadmodule mod_custom,Invitame a un café}

Add a comment

Copy & Paste

En informática el término copy & paste es un recurso extremadamente utilizado en todo tipo de ámbitos y ha acelerado sobremanera el manejo de los datos. En el universo particular del desarrollo de software el uso y abuso de esta herramienta acaba causando un software desastroso, imposible de mantener y con resultados difíciles de predecir. Esa comodidad de "no pensar" de "copiar y pegar" acaba degenerando en un vicio que se acaba convirtiendo en una forma de comportamiento vital difícil de erradicar.

Pero si analizamos más a fondo la cuestión nos podemos preguntar: ¿Qué consecuencias lleva aparejadas el abuso de esta herramienta? La destrucción de la propia inventiva, de nuestra imaginación y de nuestra capacidad de pensar. Así, sin apenas darnos cuenta, comenzamos a transitar por el camino más fácil de la existencia, buscando las soluciones que tan solo son copy & paste de otros, que a su vez copiaron de terceros y así sucesivamente. Poco a poco nos vamos convirtiendo en fotocopias los unos de los otros, reproduciendo comportamientos, pensamientos, formas de hablar, de pensar, de razonar y de sentir. Nuestra atención es absorbida sistemáticamente en intentar replicar a otros de forma incesante y esto lo saben perfectamente quienes gobiernan -de momento- esta realidad. ¿Acaso creen que los medios de comunicación están en unas pocas manos por casualidad?

¿Qué puede ser más productivo para un sistema alienante como el que vivimos que todos seamos fotocopias vacías, inertes y desprovistas paulatinamente de alma, sentimiento y humanidad? Lo verdaderamente dramático es cuando ni siquiera sospechamos que lo hacemos inconscientemente. Nuestro cerebro es muy permeable, recibe todo tipo de información sensitiva de forma ininterrumpida estemos despiertos o dormidos las 24 horas del día, 365 días al año. Ni siquiera el humano más despierto y consciente de sí mismo y del mundo que le rodea escapa a esto y frecuentemente, es el menos consciente de serlo pues cree erróneamente que se encuentra fuera del alcance de cualquier influencia externa y que todo lo que piensa, dice y hace, es producto de su propia autoría. La soberbia sustituye a la humildad y se enroca en su propia posición defendiéndola a vida o muerte ya que ha confundido el estar en una posición con el ser uno mismo.

Hay una premisa básica en esta existencia que conviene tener siempre presente; El camino fácil, cómodo y complaciente nunca suele ser el correcto. Ese tipo de rutas que permanentemente abren a nuestros pies, no son nuestras, pero están apelando a nuestro instinto básico de máxima rentabilidad con el menor esfuerzo posible. En cierta medida es lógico que así sea dado el bombardeo masivo que recibimos de estrés y miedo en todos los ámbitos que acaba por desgastarnos y agotarnos. ¿Les suena por dónde lleva este sendero? Los timadores de toda índole están ahí, esperando al acecho con sus soluciones de todo a cien, dispuestos a saciar su sed, a darles aquello que buscan tendiéndoles la mano para llevarlos a su propia trampa sin que la víctima se de cuenta conscientemente, aunque algo en su interior le esté advirtiendo con todas sus fuerzas. Este camino es el camino de la cesión del poder y responsabilidad personal. Es el camino del adulto que es niño, que no quiere crecer y que aspira a que mamá o papá le saque del atolladero de la forma más fácil posible. No pensar, no razonar, no imaginar, no sentir. "Démelo todo hecho y rápido que no tengo ganas de pensar". Ese tenebroso trayecto de pérdida de poder personal nos lleva a lo que ha ocurrido siempre a lo largo de la humanidad, a confiar ciegamente en los expertos de toda índole, médicos, abogados, políticos, líderes de todo tipo que vendrán a decirles aquello de "tu no sabes, yo soy el experto así que confía en mi". Deme la pastilla roja y no me diga que me haga responsable de mi salud. Vaya a tal abogado a realizar trámites y ni pregunte por qué. Confíe en tal gestor que sabe más que usted. Crea en los medios de comunicación que le informan y nunca mienten. ¿Les suena el cuadro?

Como contrapartida al mensaje anterior, ¿Es siempre malo el copy & paste? Por supuesto que no. En este mundo acelerado en el que vivimos dónde hay tantos datos pero tan poca información, el uso del copy & paste se convierte en una herramienta muy rápida de transmisión de la misma que, de otra forma, sería inviable. Además el copy & paste bien utilizado sirve para aprender, para integrar y para transformar llegado el caso siempre y cuando utilicemos nuestro pensamiento crítico y el filtro de nuestra intuición a partes iguales. Por ejemplo, muchos grandes programadores y desarrolladores aprendieron precisamente del copy & paste para estudiar como otros habían resuelto un determinado problema. Pero, ¿se quedaron ahí copiando sin parar toda la vida? ¡No! Utilizaron su ingenio y partiendo de esa base fueron más allá, aportando su granito de arena para construir entre todos, de una forma no consciente, una montaña de conocimiento. Así es como se fraguaron grandes sistemas libres y cooperativos como por ejemplo el sistema operativo Linux.

Esto es aplicable a todo entorno y esfera de comportamiento ya que nosotros mismos utilizamos como medio de transporte en esta realidad un procesador biológico casi perfecto y tremendamente desconocido por nosotros, pero muy estudiado por la élite: el cuerpo humano. Lo importante que conviene recordar en este mundo permeable dónde no estamos ajenos al bombardeo masivo de opiniones, juicios, datos y cualquier otra forma de influencia, es conseguir preservar nuestro mayor tesoro oculto que todos llevamos dentro cual grial sagrado y convertirnos en esta realidad en seres humanos auténticamente genuinos la mayor parte posible de nuestro tiempo.

En conclusión, no se resigne a ser una mera fotocopia voluble y manipulable. Esfuércese, estudie, sufra, discierna y vaya más allá de sus limitaciones personales pasándolas por el crisol y lupa de su propia consciencia acechando en silencio pero siempre alerta. Al final de la vida los que son auténticos y genuinos son los que serán recordados por su amor, por sus actos y por sus sentimientos. mientras que las fotocopias. suelen terminar sus días usadas, estrujadas y finalmente trituradas en una papelera listas para ser recicladas y reutilizadas de nuevo.

Como siempre usted elije.

L.A.P.

{loadmodule mod_custom,Invitame a un café}

Add a comment