Main menu

En informática el término copy & paste es un recurso extremadamente utilizado en todo tipo de ámbitos y ha acelerado sobremanera el manejo de los datos. En el universo particular del desarrollo de software el uso y abuso de esta herramienta acaba causando un software desastroso, imposible de mantener y con resultados difíciles de predecir. Esa comodidad de "no pensar" de "copiar y pegar" acaba degenerando en un vicio que se acaba convirtiendo en una forma de comportamiento vital difícil de erradicar.

Pero si analizamos más a fondo la cuestión nos podemos preguntar: ¿Qué consecuencias lleva aparejadas el abuso de esta herramienta? La destrucción de la propia inventiva, de nuestra imaginación y de nuestra capacidad de pensar. Así, sin apenas darnos cuenta, comenzamos a transitar por el camino más fácil de la existencia, buscando las soluciones que tan solo son copy & paste de otros, que a su vez copiaron de terceros y así sucesivamente. Poco a poco nos vamos convirtiendo en fotocopias los unos de los otros, reproduciendo comportamientos, pensamientos, formas de hablar, de pensar, de razonar y de sentir. Nuestra atención es absorbida sistemáticamente en intentar replicar a otros de forma incesante y esto lo saben perfectamente quienes gobiernan -de momento- esta realidad. ¿Acaso creen que los medios de comunicación están en unas pocas manos por casualidad?

¿Qué puede ser más productivo para un sistema alienante como el que vivimos que todos seamos fotocopias vacías, inertes y desprovistas paulatinamente de alma, sentimiento y humanidad? Lo verdaderamente dramático es cuando ni siquiera sospechamos que lo hacemos inconscientemente. Nuestro cerebro es muy permeable, recibe todo tipo de información sensitiva de forma ininterrumpida estemos despiertos o dormidos las 24 horas del día, 365 días al año. Ni siquiera el humano más despierto y consciente de sí mismo y del mundo que le rodea escapa a esto y frecuentemente, es el menos consciente de serlo pues cree erróneamente que se encuentra fuera del alcance de cualquier influencia externa y que todo lo que piensa, dice y hace, es producto de su propia autoría. La soberbia sustituye a la humildad y se enroca en su propia posición defendiéndola a vida o muerte ya que ha confundido el estar en una posición con el ser uno mismo.

Hay una premisa básica en esta existencia que conviene tener siempre presente; El camino fácil, cómodo y complaciente nunca suele ser el correcto. Ese tipo de rutas que permanentemente abren a nuestros pies, no son nuestras, pero están apelando a nuestro instinto básico de máxima rentabilidad con el menor esfuerzo posible. En cierta medida es lógico que así sea dado el bombardeo masivo que recibimos de estrés y miedo en todos los ámbitos que acaba por desgastarnos y agotarnos. ¿Les suena por dónde lleva este sendero? Los timadores de toda índole están ahí, esperando al acecho con sus soluciones de todo a cien, dispuestos a saciar su sed, a darles aquello que buscan tendiéndoles la mano para llevarlos a su propia trampa sin que la víctima se de cuenta conscientemente, aunque algo en su interior le esté advirtiendo con todas sus fuerzas. Este camino es el camino de la cesión del poder y responsabilidad personal. Es el camino del adulto que es niño, que no quiere crecer y que aspira a que mamá o papá le saque del atolladero de la forma más fácil posible. No pensar, no razonar, no imaginar, no sentir. "Démelo todo hecho y rápido que no tengo ganas de pensar". Ese tenebroso trayecto de pérdida de poder personal nos lleva a lo que ha ocurrido siempre a lo largo de la humanidad, a confiar ciegamente en los expertos de toda índole, médicos, abogados, políticos, líderes de todo tipo que vendrán a decirles aquello de "tu no sabes, yo soy el experto así que confía en mi". Deme la pastilla roja y no me diga que me haga responsable de mi salud. Vaya a tal abogado a realizar trámites y ni pregunte por qué. Confíe en tal gestor que sabe más que usted. Crea en los medios de comunicación que le informan y nunca mienten. ¿Les suena el cuadro?

Como contrapartida al mensaje anterior, ¿Es siempre malo el copy & paste? Por supuesto que no. En este mundo acelerado en el que vivimos dónde hay tantos datos pero tan poca información, el uso del copy & paste se convierte en una herramienta muy rápida de transmisión de la misma que, de otra forma, sería inviable. Además el copy & paste bien utilizado sirve para aprender, para integrar y para transformar llegado el caso siempre y cuando utilicemos nuestro pensamiento crítico y el filtro de nuestra intuición a partes iguales. Por ejemplo, muchos grandes programadores y desarrolladores aprendieron precisamente del copy & paste para estudiar como otros habían resuelto un determinado problema. Pero, ¿se quedaron ahí copiando sin parar toda la vida? ¡No! Utilizaron su ingenio y partiendo de esa base fueron más allá, aportando su granito de arena para construir entre todos, de una forma no consciente, una montaña de conocimiento. Así es como se fraguaron grandes sistemas libres y cooperativos como por ejemplo el sistema operativo Linux.

Esto es aplicable a todo entorno y esfera de comportamiento ya que nosotros mismos utilizamos como medio de transporte en esta realidad un procesador biológico casi perfecto y tremendamente desconocido por nosotros, pero muy estudiado por la élite: el cuerpo humano. Lo importante que conviene recordar en este mundo permeable dónde no estamos ajenos al bombardeo masivo de opiniones, juicios, datos y cualquier otra forma de influencia, es conseguir preservar nuestro mayor tesoro oculto que todos llevamos dentro cual grial sagrado y convertirnos en esta realidad en seres humanos auténticamente genuinos la mayor parte posible de nuestro tiempo.

En conclusión, no se resigne a ser una mera fotocopia voluble y manipulable. Esfuércese, estudie, sufra, discierna y vaya más allá de sus limitaciones personales pasándolas por el crisol y lupa de su propia consciencia acechando en silencio pero siempre alerta. Al final de la vida los que son auténticos y genuinos son los que serán recordados por su amor, por sus actos y por sus sentimientos. mientras que las fotocopias. suelen terminar sus días usadas, estrujadas y finalmente trituradas en una papelera listas para ser recicladas y reutilizadas de nuevo.

Como siempre usted elije.

L.A.P.