Main menu

La escala más pequeña del universo --la que se rige por las leyes de la física cuántica-- parece un desafío al sentido común. Los objetos subatómicos pueden estar en más de un sitio a la vez, dos partículas en extremos opuestos de una galaxia pueden compartir información instantáneamente, y el mero hecho de observar un fenómeno cuántico puede modificarlo radicalmente.

Fuente: Redes, capítulo 94.