Main menu

Kobane, donde los anarquistas ganan la batalla al fundamentalismo

La revolución de Rajava, zona Kurda de Siria autonomizada del Estado Sirio desde el momento en que estalla la guerra civil en Siria, es probablemente el punto de quiebre  más profundo de toda la estrategia imperialista en el medio oriente. Desde hace mes y medio una ofensiva descomunal sobre la ciudad de Kobane, una de las más importantes de la región, fronteriza con Turquía, por parte del Estado Islámico (ISIS), pertrechado de tanques y artillería pesada contra las milicias de hombres y mujeres (comandada principalmente por mujeres), con armas meramente defensivas, fusiles AK, granadas etc,   no ha podido vencer a estas fuerzas. Y ya en las últimas dos semanas, por informaciones que nos llegan, luego de retomar uno de los montes más estratégicos de la ciudad, las fuerzas Kurdas se preparan para una ofensiva final por la retoma de la total de la cuidad. Frente a los movimientos desesperados del ISIS de usar hasta carros bombas para conservar las zonas aún bajo su dominio, pero en una situación que pareciera tenerla perdida estratégicamente.

Pero esta no es una batalla cualquiera, como dice una de las comandantes principales de las YPG (milicias Kurdos), “esta es una batalla que la damos no solo por el pueblo Kurdo sino por toda la humanidad”. Efectivamente es una batalla primeramente de “todo el pueblo en armas”, donde hasta las abuelas tienen su papel en la retaguardia de los enfrentamientos. La población entera jugando papeles logísticos, de inteligencia, salud, se incorpora de una manera u otra a la milicia, dándole sostén a sus unidades de batalla. Por los mensajes divulgados se ve que han perdido valios@s combatientes en esta pelea, pero no mengua su fuerza, siendo muy superiores las pérdidas por parte del ISIS, un ejército del peor barbarismo religioso fundamentalista; unos criminales a sueldo armados por los EEUU, mas las armas que le han tomado al ejército iraquí ya casi inexistente y el de Siria que va en la misma línea.

La confrontación se da entre estos bárbaros y un pueblo que ha vivido todo un proceso de evolución hacia posiciones radicalmente libertarias. El PKK, principal organización de la resistencia Kurda en Turquía, inicialmente marxistas leninistas, ha evolucionado hacia posiciones libertarias inspiradas en el anarquismo ecológico algo parecido al zapatismo en su propia cultura. Cuentan sus historiadores que el autoritarismo inicial de una organización armada de resistencia ha venido siendo superado por la tesis del Confederalismo Democrático, que no busca la formación de un Estado Kurdo cual fue su tesis originaria, sino la de integrar a la mayoría de las étnias y culturas y las suyas propias, presentes en la región del Kurdistán que se extiende por Turquía, Irak, Siria e Iran, a una nueva forma de vida que los libere cada vez más de las formas-estado a los cual han estado atados y oprimidos todos los pueblos Kurdos por siglos, y se organicen bajo el pleno autogobierno del pueblo. La presencia del PKK de Turquía se extiende sobre Siria bajo su organización hermana la YPJ, pudiendo empezar a concretar  su proyecto de revolución social.

Siguiendo estas líneas de evolución política, de organizaciones que han guardado toda su capacidad político-militar, la revolución en Rojava se ha caracterizado por la formación de varias instancias de organización asamblearia del pueblo, en cuyas coordinaciones están representadas religiones, étnias y sobretodo la presencia igualitaria de la mujer, quebrando de plano todo el patriarcalismo feudal que aún subsiste en el medio oriente, hasta convertirse en “modos de vida oficial”, conducidos por todos los fundamentalismos hegemónicos, incluidos el judío-sionista. Más allá aún han formado su propia milicia dejando ver su igualdad en cuanto a la capacidad operativa militar. Todo esto representa para la región una revolución cultural y de fondo total.

Su fuerza y valentía en esta batalla ha sorprendido al mundo entero, convirtiéndose en una piedra en el zapato para todas las potencias. El estado Turco, sin mascaradas ha apoyado abiertamente al ISIS, dada su controversia con el régimen de Al-Assad y sobretodo la revolución de Rojava, cuya victoria fortalecería enormemente las fuerzas Kurdas en Turquía. Solo en los últimos días han dejado pasar hacia Siria unidades del PKK en Turquía. El resto de los estados imperialistas implicados en el conflicto, sus posiciones han sido absolutamente ambiguas, en lo que respecta a los EEUU, una perfecta hipocresía de ataque aéreo a las fuerzas del ISIS sin coordinación con fuerzas terrestres, y sin dotarlos de armamento de fuerza. La diferentes entrevistas a las comandantes kurdas parecieran reírse de este supuesto apoyo de los EEUU.  Otras fuerzas aledañas se han aliado a los Kurdos de Kobane, incluidos las fuerzas militares kurdas de Irak, dirigidas por una organización abiertamente pro-imperialista y sionista, por razones de fuerza mayor.

Pero por su lado el ISIS y su posible derrota en Kobane, representa el fracaso de la y mistificación religiosa típica en estos caso ya que se trata de fuerzas guiadas no por ellos sino por la voluntad de Dios. Unos guerrilleros libertarios basados en sus propias fuerzas e inteligencia están derrotando al mismísimo Dios. Siendo esta una gran victoria de la humanidad por lo que representa la derrota de los fundamentalismos en todo el mundo y la ratificación de que todo proceso libertario necesariamente tendrá que quebrar las identidades religiosas cerradas, incorporándola a una mucho mayor que se enmarca en la diversidad cultural y material de los pueblos.

Las propias contradicciones del fundamentalismo civilizatorio del occidente liberal y sus alianzas o promoción de los diversos fundamentalismos religiosos de todo tipo, incluido el islámico, se topa aquí con la necesidad de decidir que hacer con los fundamentalismos que los desbordan militarmente siendo hijos de ellos, tal y como sucedió en Afganistan. Se promueve entonces su contrario liberal y “democrático” en un juego de fuerzas con las demás potencias regionales, capitaneadas en este caso por Rusia. Pero este no es el caso de las comunidades de Rojava (por demás descendientes directos de los grandes Fenicios de Mediterraneo) que se han levantado dirigidos por un propósito propio y libertario, enfrentado a todas la fuerzas imperiales manteniendo su total autonomía política. Por correlaciones de fuerza les puede interesar al menos no enfrentar y hasta apoyar tímidamente la resistencia de Kobane, pero estemos claros que cualquiera que sea su extensión será a sangre y fuego que la enfrenten y no con bombardeos laterales como los actuales contra el ISIS.

Son elementos que nos deben llamar a reflexión en muchos sentidos.

Primero, las trampas de la geopolítica, donde al final, centrándonos únicamente sobre sus juegos de fuerza y lo conveniente que puede ser estar con una u otra, no somos más que pieza de algunos de los factores en pugna reproduciendo la lógica de la guerra fría. Venezuela en este aspecto, salvo la digna posición ante el conflicto Palestino inaugurada por Chávez, en lo que respecta a Siria no hemos hecho otra cosa que seguir los intereses de la geopolítica Rusa, cuando deberíamos estar apoyando estas fuerzas milicianas sin complejos, haciéndonos presentes en esta terrible batalla, siguiendo el principio de la hermandad con los pueblos oprimidos.

Segundo, la legitimidad en general de una revolución, tiene como condición primera la épica igualitaria efectuada entre pueblo y dirigentes. Es esa bella imagen descrita por el Che en “el socialismo y el hombre en Cuba”, de una marcha encabezada por sus dirigentes máximos, Fidel a la cabeza, y el pueblo configurando una misma masa. Se desploma toda legitimidad revolucionaria y toda posibilidad de victoria, cuando esa igualdad originaria se quiebra y los dirigentes en el fondo ya nada tienen que ver con ese pueblo ni material ni espiritualmente. Ejemplo están dando los Kurdos de una síntesis extraordinaria y la fuerza que esta toma en el plano militar y político a la hora de construir una sociedad nueva y defenderla con las armas.

Tercero, las unidades Kurdas de combate no constituyen un ejército ajeno al pueblo propiamente, su cotidianidad y necesidades. No son ejércitos con mentalidad corporativa, de cuerpo extraño a la sociedad que en el mejor de los casos los respetarán como símbolos de nación. Es el pueblo organizado para la defensa y de allí la extraordinaria capacidad de resistencia que han tenido. El “pueblo en armas” no puede ser una sublimación del principio en una estructura extraña con estructuras de mentalidad corporativa y burocrática, ha de ser una expresión organizativa más del pueblo, estructurados para la función vital de su defensa y capacidad de movilización.

Cuarto, las premisas libertarias levantadas por lo kurdos nos dan a ver la inmensa importancia que están tomando estas tendencias en el mundo. Los instintos autoritarios y estatistas que por razones comprensibles tratan de establecer cualquier cantidad de izquierdismos reformistas, leninistas u otros, bajo el desprecio y la criminalización ideológica, despreciarlos. Tomen el caso de este pueblo milenario y el ejemplo que dan al mundo para darse cuenta lo errados y ciegos que están. Los estados nacionales y extensiones autoritarias, están totalmente agotados como fuentes de liberación en el Siglo XXI. Los pueblos desde ya tendrán que conformar sus propias organizaciones de liberación capaces de involucrar a toda la sociedad desposeída, como lo están haciendo mujeres y hombres kurdos.

Quinto, la confrontación victoriosa contra estos asesinos del ISIS, lo sangrienta que se  ha tornado esta guerra y los intereses que en último termino defienden (castas feudales, intereses imperiales, neocolonialismo cultural), nos advierte de la necesidad de no dejar expander sus hermandades en nuestros países, sean evangélicas o cualquier otra. Los primeros que deben ser conscientes de este peligro son las propias integraciones religiosas que pueden ser usadas para tales fines. La “teologización de la política”, tal y como lo advirió Foucault hace 30 años, está destinada a convertirse en uno de los grandes enemigos de la revolución social en el mundo. 

Autor: Roland Denis

Fuente: http://www.aporrea.org/internacionales/a198032.html

Links relacionados:

¿Quién está detrás del atentado contra Charlie Hebdo?

Numerosos franceses denuncian el islamismo y manifiestan en las calles en reacción contra el atentado perpetrado en París contra el semanario satírico Charlie Hebdo. Por su parte, Thierry Meyssan observa que la interpretación yihadista carece de sentido. Aunque sería más conveniente para él sumarse al coro de quienes denuncian una operación de al-Qaeda o del Emirato Islámico en París, Thierry Meyssan expone una hipótesis diferente, pero mucho más peligrosa.

El 7 de enero de 2015, un comando irrumpe en la sede parisina de Charlie Hebbo y asesina 12 personas. Otras 4 víctimas han sido reportadas en estado grave.

En los videos se oye a los atacantes gritar «¡Allah Akbar!» y afirmar después que han «vengado a Mahoma». Una testigo, la dibujante Coco, afirmó que los individuos decían ser de al-Qaeda. Eso ha bastado para que numerosos franceses denuncien el hecho como un atentado islamista.

Pero esa hipótesis es ilógica.

La misión del comando no coincide con la ideología yihadista

En efecto, los miembros o simpatizantes de grupos como la Hermandad Musulmana, al-Qaeda o el Emirato Islámico no se habrían limitado a matar dibujantes ateos. Habrían comenzado por destruir los archivos de la publicación en presencia de las víctimas, como lo han hecho en la totalidad de las acciones que perpetran en el Magreb y el Levante. Para los yihadistas, lo primero es destruir los objetos que –según ellos– ofenden a Dios, antes de castigar a los «enemigos de Dios».

Y tampoco se habrían replegado de inmediato, huyendo de la policía, sin completar su misión. Por el contrario, la habrían realizado hasta el final aunque eso les costase la vida.

Por otro lado, los videos y varios testimonios muestran que los atacantes son profesionales. Están acostumbrados al manejo de armas y sólo disparan cuando es realmente necesario. Su indumentaria tampoco es la de los yihadistas sino más bien la que caracteriza a los comandos militares.

Su manera de ejecutar en el suelo un policía herido, que no representaba un peligro para ellos, demuestra que su misión no era «vengar a Mahoma» del humor no muy fino de Charlie Hebdo.

Objetivo de la operación: favorecer el inicio de una guerra civil

Los atacantes hablan bien el idioma francés y es muy probable que sean franceses, lo cual no justifica la conclusión de que todo sea un incidente franco-francés. Por el contrario, el hecho de que se trata de profesionales nos obliga a separar estos ejecutores de quienes dieron la orden de realizar la operación. Y nada demuestra que estos últimos sean franceses.

Es un reflejo normal, pero intelectualmente erróneo, creer que conocemos a nuestros agresores en el momento en que acabamos de sufrir la agresión. Eso es lo más lógico, tratándose de la criminalidad común y corriente. Pero no es así cuando se trata de política internacional.

Quienes dieron las órdenes que llevaron a la ejecución de este atentado sabían que estaban provocando una ruptura entre los franceses de religión musulmana y los franceses no musulmanes. El semanario satírico francés Charlie Hebdo se había especializado en las provocaciones antimusulmanas, de las que la mayoría de los musulmanes de Francia han sido víctimas directa o indirectamente. Si bien los musulmanes de Francia no dejarán seguramente de condenar este atentado, les será difícil sentir por las víctimas tanto dolor como los lectores de la publicación. Y no faltarán quienes interpreten eso como una forma de complicidad con los asesinos.

Es por eso que, en vez de considerar este atentado extremadamente sanguinario como una venganza islamista contra el semanario que publicó en Francia las caricaturas sobre Mahoma y dedicó reiteradamente su primera plana a caricaturas antimusulmanas, sería más lógico pensar que se trata del primer episodio de un proceso tendiente a crear una situación de guerra civil.

La estrategia del «choque de civilizaciones» fue concebida en Tel Aviv y Washington

La ideología y la estrategia de la Hermandad Musulmana, al-Qaeda y el Emirato Islámico no predica provocar una guerra civil en «Occidente» sino, por el contrario, desatar la guerra civil en el «Oriente» y separar ambos mundos herméticamente. Ni Said Qotb, ni ninguno de sus sucesores llamaron nunca a provocar enfrentamientos entre musulmanes y no musulmanes en el terreno de estos últimos.

Por el contrario, quien formuló la estrategia del «choque de civilizaciones» fue Bernard Lewis y lo hizo por encargo del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Esa estrategia fue divulgada posteriormente por Samuel Huntington, presentándola no como una estrategia de conquista sino como una situación que podía llegar a producirse. El objetivo era convencer a los pueblos de los países miembros de la OTAN de que era inevitable un enfrentamiento, justificando así el carácter preventivo de lo que sería la «guerra contra el terrorismo».

No es en El Cairo, en Riad ni en Kabul donde se predica el «choque de civilizaciones» sino en Washington y en Tel Aviv.

Quienes dieron la orden que llevó al atentado contra Charlie Hebdo no estaban interesados en contentar a yihadistas o talibanes sino a los neoconservadores o los halcones liberales. No debemos olvidar los precedentes históricos.

Tenemos que recordar que durante las últimas décadas hemos visto a los servicios especiales de Estados Unidos y de la OTAN
- utilizar en Francia la población civil como conejillos de Indias para experimentar los efectos devastadores de ciertas drogas
- respaldar a la OAS para asesinar al presidente francés Charles De Gaulle
- proceder a la realización de atentados “bajo bandera falsa” contra la población civil en varios países miembros de la OTAN

Tenemos que recordar que, desde el desmembramiento de Yugoslavia, el estado mayor estadounidense ha experimentado y puesto en práctica en numerosos países su estrategia conocida como «pelea de perros», que consiste en matar miembros de la comunidad mayoritaria y matar después miembros de las minorías para lograr que ambas partes se acusen entre sí y que cada una de ellas crea que la otra está tratando de exterminarla. Fue así como Washington provocó la guerra civil en Yugoslavia y, últimamente, en Ucrania.

Los franceses harían bien en recordar igualmente que no fueron ellos quienes tomaron la iniciativa de la lucha contra los yihadistas que regresaban de Siria e Irak. Por cierto, ninguno de esos individuos ha cometido hasta ahora ningún atentado en Francia ya que el caso de Mehdi Nemmouche no puede catalogarse como un hecho perpetrado por un terrorista solitario sino por un agente encargado de ejecutar en Bruselas a 2 agentes del Mosad. Fue Washington quien convocó, el 6 de febrero de 2014, a los ministros del Interior de Alemania, Estados Unidos, Francia (el señor Valls envió un representante), Italia, Polonia y Reino Unido para que inscribieran el regreso de los yihadistas europeos como una cuestión de seguridad nacional. Fue sólo después de aquella reunión que la prensa francesa abordó ese tema dado el hecho que las autoridades habían comenzado a actuar.

Expresándose por primera vez en francés para dirigir un mensaje a los franceses, John Kerry denuncia un ataque contra la libertad –cuando su país no vacila, desde 1995, en bombardear y destruir las estaciones de televisión que le molestan, tanto en Yugoslavia como en Afganistán, en Irak y en Libia– y celebra la lucha contra el oscurantismo.

No sabemos quién ordenó este ataque profesional contra Charlie Hebdo pero sí sabemos que no debemos precipitarnos. Tendríamos que tener en cuenta todas las hipótesis y admitir que, en este momento, su objetivo más probable es dividirnos y que lo más probable es que quienes dieron la orden estén en Washington.

Fuente: http://www.voltairenet.org/article186413.html

Los árboles viejos son claves en el equilibrio ecológico del planeta

A esta conclusión se llegó después de analizar 673.046 árboles de 403 especies de parcelas forestales.

El paradigma que se asumía desde siempre en el mundo de los silvicultores, según el cual los árboles paran de crecer en masa una vez alcanzan ciertos tamaños y pierden su vigor a medida que envejecen, ha tenido un giro de 180 grados.

En la actualidad se sugiere analizar este fenómeno desde otras perspectivas, porque su dinámica no es igual a la de los humanos, quienes paulatinamente dejan de crecer y reducen su metabolismo.

Después de analizar 673.000 individuos de 403 especies de parcelas forestales en climas tropicales y templados del mundo, se halló que el 97 % de los más antiguos seguían creciendo en masa, lo que les permite capturar grandes cantidades de CO2 y eliminarlo de la atmósfera.

Según Álvaro Duque, coautor de la investigación, profesor de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín y experto en bosques, ello contradice la idea de que el crecimiento en masa de los árboles grandes se detiene una vez estos alcanzan cierto tamaño.

Según la publicación Nature News de enero de 2014, se estima que un árbol de 100 centímetros (cm) puede crecer anualmente 52 veces más que uno de 10 cm. Los resultados del estudio muestran, por ejemplo, que en una parcela de bosque maduro en el oeste de Estados Unidos, los árboles de más de 100 cm de diámetro comprenden solo el 6 % de especies, pero representan el 33 % del crecimiento.

En consecuencia, el estudio fue liderado por Nathan Stephenson, ecólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos, a quien se unieron 37 investigadores de diversos países –entre ellos el profesor Duque-, para analizar la información de la dinámica de la biomasa en los bosques del mundo. El equipo calculó las tasas de crecimiento en relación con características funcionales y evolutivas.

En una parcela de 100 × 100 metros se midieron e identificaron todos los árboles. Mediante el uso de ecuaciones alométricas (herramientas utilizadas para medir volumen y biomasa de los árboles) se convirtió a masa el diámetro de su tamaño, teniendo en cuenta la densidad específica de la madera. A partir de ahí, se cuantificó para cada individuo su crecimiento, correspondiente al período establecido para el análisis.

Los resultados revelan que las especies que alcanzan grandes tamaños van a ser en gran medida representativas de este fenómeno. Para Duque, hay familias en nuestros bosques que alcanzan dimensiones muy grandes, como Leguminosae, Bombacaceae y Lecythidaceae, entre otras. En las tierras altas, los robles (Fagaceae) juegan un papel preponderante.

Lo anterior se reafirma con los resultados que ayudan a resolver algunas de estas contradicciones. Maurizio Mencuccini, ecólogo forestal de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), afirma que los más jóvenes pueden crecer más rápido en una escala relativa, lo que significa que requieren de menos tiempo para, por ejemplo, doblar su tamaño. Sin embargo, en cantidades netas, los más viejos siguen aumentando su crecimiento.

Para el análisis de Colombia, se incluyeron datos de zonas de tierras bajas y de los Andes, pero según Duque había una limitación con respecto al número de árboles, por lo que se consideraron muy pocos. Sin embargo, puntualizó que la representatividad de los bosques tropicales y no tropicales estudiados hace que los resultados sean concluyentes para todos los bosques de nuestro país.

La importancia de capturar CO2 radica en que es uno de los principales gases de efecto invernadero que se está acumulando en la atmósfera, lo cual tiene consecuencias directas sobre el calentamiento global. Teniendo en cuenta el incremento aproximado en la temperatura en los últimos 30 años, de entre 1 y 2 °C por encima de los niveles históricos, si no existieran los bosques, este rango se hubiera duplicado.

Fuente: ambientum.com

Árboles viejos

Sobre el flúor

El ébola ya tiene cura

Este prometedor estudio con la planta garcinia kola, utilizada popularmente por los curanderos de la zona para esta enfermedad, no ha recibido la prioridad que debería por una OMS, más interesada en mantener un continente enfermo y dependiente, que en curar sus enfermedades poco rentables para la industria farmacéutica, la misma que precisamente domina económicamente y mafiosamente este organismo mundial de la salud (OMS).

Lo mismo esta haciendo nuestra querida OMS con la artemisia annua para la malaria. Impide que este conocimiento popular se conozca, recomendando a todos los países, el uso en exclusiva del medicamento de Novartis: COARTEM, obtenido a partir de esta planta (a un precio prohibitivo para cualquier africano de 50-60 euros) y ahora además, se quejan de que los chinos no producen suficiente artemisia annua para su fabricación.

Es por esto que, desde la Dulce Revolución de las Plantas Medicinales, regalamos millones de semillas de artemisia annua a cooperantes de pequeñas ONGs (las únicas sensibles a este tema) para que inciten el auto cultivo de esta planta.

Epidemia ébolaLa artemisia annua en infusiones (cuatro al dia durante una semana o una diaria a nivel preventivo), también es conveniente recomendarla durante esta epidemia de ébola por sus facultades de eliminación de malaria y dengue, enfermedades oportunistas que pueden sumarse a la epidemia de ébola. Además, la artemisia annua, es una planta extraordinaria que potencia el sistema inmunitario, tan necesario para vencer enfermedades víricas como el ébola.

Por si todo esto no fuera suficiente, se puede contar con un producto súper efectivo considerado ya medicamento por la Unión Europea. Se trata del dióxido de cloro, también llamado MMS. En la página 7 de este informe relacionado en este enlace, se informa del protocolo a seguir en caso de ébola, dengue y malaria.

Desde la Dulce Revolución de las Plantas Medicinales hemos ofrecido a la embajada de Guinea Conakry, la cantidad de este producto (MMS) que necesiten con cargo a nuestra asociación. Podemos hacer frente a esta inversión con parte de los ahorros de la Dulce Revolución, dado su coste irrisorio. Quizás por esto ni la OMS ni el Gobierno de Guinea Conakry son receptivos a este ofrecimiento.

Desde la Dulce Revolución, consideramos que otra maniobra de creación de pánico, similar a la que se desarrolló con la gripe A, está en marcha y, precisamente por esto, el departamento de Defensa de EEUU y Monsanto, están trabajando en una vacuna que puede ser peor que la propia enfermedad: http://www.thecommonsenseshow.com/2014/08/04/the-monsanto-sponsored-ebola-vaccine-will-kill-more-people-than-the-ebola-itself/

Para poder demostrar la actuación criminal de estos organismos, ofrecemos a particulares y miembros de pequeñas ONGs afectadas por esta epidemia, nuestra colaboración y ofrecimiento de producto gratuito, para esta enfermedad curable con los medios que se conocen y que no interesa divulgar por su bajo coste. Nos referimos sólo a pequeñas ONGs porque incomprensiblemente organismos como Cruz Roja, Médicos sin Fronteras y Unicef, han rechazado  nuestro ofrecimiento de colaboración gratuita. Que cada cual interprete que intereses defienden.

Ejemplo magnífico de un cooperante de una pequeña ONG: https://joseppamies.wordpress.com/2011/06/02/un-jardinero-fiel-en-gambia/
Qué iniciativas NO apoya Cruz Roja Internacional de su filial en Uganda: https://www.youtube.com/watch?v=-_0c7iJv_6g
Cómo actúa UNICEF: https://joseppamies.wordpress.com/2013/01/04/la-falsa-solidaridad-de-unicef/
Qué hace la OMS para paliar la enfermedad: https://joseppamies.wordpress.com/2011/03/09/%C2%BFcon-la-oms-para-que-querem0s-guerras/

Fuente: http://joseppamies.wordpress.com/2014/08/06/el-ebola-se-puede-curar/

Video: Acerca del ébola con Josep Pamies: