Main menu

Planetas en el Universo hay muchos, pero se han encontrado pocos con propiedades similares a las que tenemos en la Tierra. Tal es el caso del último descubrimiento del telescopio espacial Kepler, el que ha dado con un cuerpo que es muy parecido a nuestro planeta, sólo un 10% más grande y que también se encuentra en la "zona habitable" alrededor de su estrella.

Bautizado por la NASA como Kepler-186f, el planeta se encuentra a 500 años luz de distancia y da una órbita completa a su estrella en 130 días en lugar de los 365 días que tarda la Tierra. Además, Kepler-186f gira alrededor de una enana roja y recibe apenas un tercio menos de luz que nuestro planeta, haciéndolo teóricamente capaz de mantener agua en estado líquido y por ende, vida.

Para confirmar aquello, falta por explorar la composición de la atmósfera que tiene el cuerpo, lo que además dará indicios de cuál es su temperatura y si ésta se encuentra dentro de los mismos rangos que la Tierra, tarea que quedará a cargo del telescopio James Webb Space Telescope que será lanzado al espacio en 2018.

Fuente: http://www.fayerwayer.com/2014/04/nasa-descubre-un-planeta-muy-similar-a-la-tierra-que-podria-albergar-vida/